miércoles, 15 de octubre de 2008

Empecemos por el principio...

Todo tiene un principio. Para mi este principio anda en los principios de los 90, aunque mis primeros platos y mesa de mezclas (aún los tengo) me los compré un agosto de 1988.
Me costaron las tres cosas 60.000 pesetas de entonces...una pasta!! El dinero lo saqué ganando un concurso de beber whisky con cola en porrón, en la disco OKÚ de la playa de San Juan.
Por si fuera poco, mientras bebias había que ir contando "gorgoritos", en fin, una birguería que hizo que me tragara 4 ó 5 litros de una sentada el día de la final.
Resumiendo... con mis tres artilugios, y unos cuantos recopilatorios de la época (Max Mix, Boom, etc...) ya era disc-jockey...o eso creía.
Dos o tres años después, ya estaba de guerra por las discos de aquel entonces : Factory, APTC, Central Rock, Metro, ... pasándomelo como un enano.
El núcleo duro del grupito eramos tres: Javi, germán y yo...Marcos. La de historias que podemos contar!!!!!
Este fué mi comienzo, pero la Fiesta como tal ya llevaba unos cuantos años. En los 80 y a raiz de la movida madrileña, en la zona de Levante discotecas como Barraca, Spook, etc.. empezaron a ofrecer más cosas que una sala de baile.
El "ir a bailar" se convirtió en ir de un sitio a otro, por carreteras de toda la costa. Se "crea" un nuevo modo de relacionarse : los parking de las discos. Sitio en el cual TODOS eramos amigos y era rarísimo ver follones (comparese con hoy día).
Para ilustrar lo contado, cuelgo un reportaje de la época. Es curioso, pero lo más importante es que en minuto 1´57" a 2´00" , el chico con pelo largo que sale en la acera de la derecha y con cubata en mano soy yo.
Voy a buscar el reportaje de canal+ , que en su día montó un revuelo del carajo...

3 comentarios:

RAÚL dijo...

factory, hook, el más y más, la metro... maremeua, qué bandido!! seguro que hemos coincidido en alguna ocasión!! aunque yo siempre partía de camelot, que era como el templo sagrado ineludible (bueno, y de cienfuegos, fundamentalmente, que era donde pinchaba!). en fin, que está claro que formas parte de toda esta historia, presentas documento gráfico probatorio y todo! me alegra que te hayas animado finalmente con el blog. seguro que tienes muchas cosas que ofrecer. avanti!!

djpedrus dijo...

Enhorabuena por el estreno...cuantas historias...y todas ciertas, me acuerdo yo de entrar a una disco sin mirar y llevarme a un pedazo de macarra por delante...el tio levantarse, pedirme perdon...y intentar meterme un trozo de extasis en la boca..."lo que haga falta tio..", esto era muy común , la gente salia a disfrutar de la fiesta y pasarselo bien, peleas mas bien pocas.... ahora entra a cualquier sitio y a la que rozas o mires regular al primer musculitos ya tienes la bronca montada ...

igualito :-)

markoz dj dijo...

Seguramente nos hemos cruzado más de una vez Raúl y Pedrus...estoy seguro de ello.
Es más, a Cienfuegos iba más de una vez, sobretodo cuando pinchaba en el Callejón del barrio y más adelante pinchando en Manontropo recuerdo haberme pasado más a menudo... yo era incondicional del Cure.
El Más y Más era el típico garito al que ibamos cuando acababa el Factory temprano (por obligación de la policía).
Lo que dices Pedrus es cierto, así como ahora el más "popular" en un parking es el que más colgao está y más hostias mete, en aquel entonces estaba mal visto ser follonero. Se llevaba un rollo "paz" en plan hippie muy saludable...